Baterías extraíbles y ampliación vía microSD, dos de las mejores características regresan a la gama alta

Baterías extraíbles y ampliación vía microSD, dos de las mejores características regresan a la gama alta

Publicidad

El Mobile World Congress 2016 apenas va empezando y ya nos encontramos con varias sorpresas en esta gran feria de tecnología donde los fabricantes “tiran la casa por la ventana” para mostrarnos sus nuevas creaciones.

Hace apenas un año que los fabricantes mostraron su interés por diseñar sus equipos en cuerpo unibody dándole preferencia a los acabados y durabilidad, pero este año hemos visto que la tendencia ha vuelto a cambiar, obligándonos a preguntar ¿Qué esta pasando en el mercado?

Es valido rectificar el camino a favor de una mejor experiencia de usuario

Al igual que en el mundo de la moda,** en tecnología las tendencias vuelven**, porque es válido equivocarse, rectificar el camino y continuar. El año pasado veíamos que los fabricantes apostaban por que sus equipos gama alta fueran completamente sellados con la finalidad de ofrecerles una mayor protección exterior y mejor diseño. Este 2016 las cosas han regresado a como estaban originalmente, pero conservando la seguridad y diseño por la que decidieron alejarse.

2015: Cuerpo Unibody y poca personalización

Hablando del almacenamiento extraíble, todos deseábamos la muerte de los 16GB de almacenamiento y gradualmente hemos visto cómo desaparecen, dándole entrada a equipos de diseño premium con 32GB o 64GB de almacenamiento interno sin posibilidad de ampliar, pero sí con cámaras de video que graban en 4K.

En cuestión de autonomía los fabricantes han hecho gala de incluir en sus dispositivos distintos modos de ahorro de energía (cada uno con sus ventajas y desventajas), pero con la gracia de mantenernos a salvo en diversos momentos del día evitando que dependamos de un enchufe eléctrico.

Bateria Unibody
Mientras menos ciclos de carga requiera una batería mayor será su tiempo de vida

Estos pequeños cambios han valido para que el tiempo de vida de la batería se pueda incrementar y también mantenernos tranquilos al saber que podremos conservar nuestros recuerdos por más tiempo.

Porque puede llegar a ser estresante el adquirir un teléfono de gama alta, que hoy puede costar más de 14,000 pesos, y preguntarse si dentro de seis o nueve meses requerirá un cambio de batería o si el almacenamiento interno será suficiente.

2016: Vamos a perfeccionar lo que tenemos

Aunque hay defensores del diseño unibody, también existen sus retractores (todos con argumentos válidos) y para mantenerlos satisfechos a ambos sectores los fabricantes empiezan a perfeccionar su trabajo, puliendo las especificaciones y características en sus equipos, dejando atrás la competencia por incluir más memoria o mejor procesador.

Ahora la competencia será por perfeccionar la tecnología que ya tenemos

Es un hecho la tecnología seguirá avanzando, pero desde el año pasado veíamos que había empezado el punto de quiebre y, desde mi perspectiva, este 2016 es el punto de no regreso, donde se espera que algunos fabricantes registren menores ventas de dispositivos móviles; y no porque los usuarios no los prefieran si no porque cada día son menos los usuarios que les falta uno de estos aparatos.

Samsung Ampliable

Hoy en día, la gama baja ya no es lo que antes significaba, ahora son equipos capaces de ejecutar distintas aplicaciones sin quejarse demasiado. Es por eso que veremos la redefinición de la gama alta. Distinguiéndose por otros aspectos más aspiracionales y de posibilidades técnicas que por el resolución de la cámara.

Ahora la gama alta se distinguirá por las posibilidades que brindan sus dispositivos, y no por el “tamaño” de su procesador o cámara fotográfica

Lo que nos dá como conclusión que los usuarios ya no buscaremos el smartphone con mejores especificaciones, si no aquel que logre cumplir con nuestras exigencias diarias. Así hemos visto al Samsung Galaxy S7 con un sensor fotográfico de menor resolución pero mejores características al capturar imágenes y también el LG G5, que ha empezado a apostar por la personalización a favor de una mejor experiencia de usuario.

La personalización no es mala, y más ahora que podemos construir equipos con acabado metálico, protección a caídas o que pueda sumergirse al agua sin dejar de lado la posibilidad de cambiarle la memoria MicroSD, o retirar la batería cuando no le sea funcional o cuando no tenga carga.

Faltan varios años para que los smartphones puedan incluir de serie hasta más de 256GB de almacenamiento interno a bajo costo, pero las microSD ya lo permiten... indicándonos, después de todo, que se pueden integrar ambos mundos a la perfección, aunque no sabremos lo que vendrá en el 2017.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio