Samsung Galaxy Note 8, análisis: estar cerca de la perfección sale, literal, bastante caro

Samsung Galaxy Note 8, análisis: estar cerca de la perfección sale, literal, bastante caro

Publicidad

Este es el año de los 8's para Samsung. La empresa surcoreana inicio muy bien el 2017, los Galaxy S8 y S8+ se colocaron como unos de los mejores teléfonos del mercado, pero tal como lo inicio, lo quiere terminar.

La última bala de la compañía es el Galaxy Note 8, un teléfono que hereda un montón de cosas de los S8, pero mantiene el ADN de la línea Note con ese ya clásico S-Pen.

¿El Galaxy Note 8 es lo suficientemente bueno para olvidarnos del trágico episodio con el Galaxy Note 7? He probado el teléfono por unos días, así que la respuesta a esa y otras preguntas aquí, en su análisis a fondo.

Especificaciones técnicas

No hay muchas sorpresas en la ficha técnica de este Galaxy Note 8, como hemos dicho, muchos de los smartphones de gama alta de 2017 comparten características. Por si acaso, dejamos en una lista cada una de sus especificaciones técnicas:

Samsung Galaxy Note 8

DIMENSIONES FÍSICAS

162.5 x 74.8 x 8.6 milímetros

PESO

195 gramos

PANTALLA

Super AMOLED 6.3 pulgadas

RESOLUCIÓN

1440 x 2960 pixeles

PROCESADOR

Exynos 8895 Octa-core

RAM

6GB

ALMACENAMIENTO

128GB ampliables vía microSD

BATERÍA

3300 mAh

CÁMARAS

12 MPX (26mm) + 12MPX (52mm), frontal 8MPX

SISTEMA OPERATIVO

Android 7.1.1 Nougat

CONECTIVIDAD

WiFi 802.11 b/g/n/ac, 4G LTE, Bluetooth 5, GPS, NFC

PRECIO

22,999 pesos en AT&T México

El teléfono solo ha llegado a México en dos colores, Black y Orchid Gray, la unidad que estamos probando es la primera. Un negro que no tiene nada de especial.

Un Note, ahora "sin marcos"

El Galaxy S8 ha dejado en claro las capacidades de diseño de Samsung, la compañía no solo se puede dar el lujo de incorporar paneles curvos, sino reducir de manera significativa los marcos y, por consiguiente, el tamaño de sus teléfonos.

Galaxy Note 8

El Galaxy Note 8 hereda ese lenguaje que nos mostró la empresa a principios de año. Una curva menos pronunciada en los laterales, esquinas con un casi perfecto corte curvo y marcos muy, pero muy, pequeños.

Galaxy Note 8 hereda ese lenguaje que nos mostró la empresa a principios de año.

Pero no me quiero centrar en hablar de las similitudes con sus hermanos menores, sino en las diferencias. La mayor está disponible a simple vista: el teléfono tiene esquinas más "afiladas", las cuales no solo se notan a la vista, sino en la mano, esa esquina se entierra un poco en la palma.

Curiosamente en torno al tamaño del panel no tenemos grandes diferencias, aquí hay uno de 6.3 pulgadas, pero que gracias a su diseño "sin marcos" hace que sus dimensiones sean respetables.

Claro, es un teléfono imposible de manejar con una sola mano, pero eso se olvida cuando tenemos a nuestra disposición un enorme panel tanto para consumir contenido multimedia como para leer, ahora hay mucha más información en pantalla. Para quien quiera una referencia, el teléfono apenas es más grande que el iPhone 8 Plus, pero su pantalla aumenta casi una pulgada su tamaño.

Note 8 Analisis

Los materiales de construcción son los mismos con los que Samsung se siente cómodo: cristal en la parte trasera y delantera, y un marco de metal que sirve de unión entre ambos.

En el tiempo que lo utilicé noté dos pequeñas desventajas de ese material: se siente más resbaladizo —y frágil— y es un imán de huellas dáctilares. Sé que muchos resolverán esto con una funda, pero no es mi caso. El diseño del teléfono es una autentica obra de ingeniería, taparlo con una funda sería un pecado.

Metal y cristal, manteniendo esa fragilidad y sensibilidad a las huellas dáctilares.

Se repite la misma posición de botones y puertos que en los Galaxy S8, incluyendo el botón dedicado a Bixby —el asistente virtual de Samsung— y esa incómoda posición del sensor de huellas, y no, lo ocupé por varios días y jamás terminé por acostumbrarme. Ya no hay botón de inicio físico en el frontal, ahora está sobre la pantalla y al presionarlo nos regresa una retroalimentación háptica.

Note 8 Analisis 2

La mayor diferencia está en la parte inferior, ahí tenemos una bandeja donde se guarda el S-Pen, la característica estrella de este Galaxy Note 8. Su posición me parece la ideal, y su extracción es fácil y rápida.

Una pantalla espectacular

La clave de este Galaxy Note 8 está en su pantalla, no solo por ese atrevido diseño, sino también por su calidad. Aquí tenemos un panel Super AMOLED, con resolución de 1440 x 2960 pixeles (521 ppi) y aspecto 18.5:9.

Note 8 Analisis 3

El panel está a la altura de Samsung, es espectacular, con esos clásicos colores vívidos, negros profundos, grandes cifras de brillo máximo y mínimo, y amplios ángulos de visión. Tanto sobre el papel como en la práctica está por encima de mucha de la competencia.

Nos quedamos en este apartado para hablar sobre un par de detalles adicionales, el primero es su relación de aspecto. Esos 18.5:9 están pensados para que el teléfono sea más largo de lo normal, pudiendo mostrar más información de manera vertical.

Dicho aspecto también beneficia a que, pese a aumentar el tamaño de la pantalla, el teléfono no sea más ancho. Esto beneficia en que sea un poco más manejable, pero como lo dije en el apartado anterior, es imposible que lo usemos con una sola mano.

Note 8, análisis

El segundo detalle importante de mencionar es la capacidad de ajustar la resolución de la pantalla, en concreto tenemos estos modos:

  • WQHD+ o 2960 x 1440 pixeles
  • FHD+ o 2220 x 1080 pixeles
  • HD+ o 1480 x 720 pixeles

Lo curioso es que cuando inicie el móvil la resolución predeterminada es la FHD+, la pantalla se ve bien en ese modo, pero creí importante compartirlo por si notan raros algunos elementos de la interfaz y porque seguro que querrán sacarle todo el partido a este panel. El Modo HD+ es el ideal, por ejemplo, si queremos aumentar la autonomía.

El panel está a la altura de Samsung, es espectacular.

Este Galaxy Note 8 se sube a la tendencia de soportar la tecnología HDR, la cual solo se aprovecha con videos que estén adaptados a ella. Netflix y YouTube por ejemplo tienen algunos contenidos compatibles. El resultado no es tan espectacular como en una pantalla grande, pero sí notamos diferencias respecto a los teléfonos que no la soportan.

El mismo Exynos, pero con 128GB

Analisis Note 8

Una vez más Samsung apuesta por montarle su mejor hardware al Note 8, al menos en México. Este teléfono cuenta con el chipset Exynos 8895 fabricado en casa, el cual ahora se acompaña de 6GB de memoria RAM (2GB más que en los S8) y 128GB de almacenamiento.

Algunos apuntes interesantes sobre el procesador:

  • Ha sido fabricado bajo un proceso FinFET de 10 nanómetros.
  • Cuenta con un arreglo de ocho núcleos. Cuatro de ellos (Exynos M2) personalizados corren a 2.31 GHz. y los otros cuatro (Cortex-A53) corren a 1.69 GHz.
  • La GPU es una Mali-G71 MP20 de ARM con 20 núcleos a una velocidad de 546MHz.
  • Soporta memoria RAM en formato LPDDR4x y almacenamiento UFS 2.1.
  • Cuenta con una unidad de procesamiento en la que se almacena la información biométrica de manera cifrada. También con un par de ISP (Image Signal Processor) uno para cada cámara.

Muchos datos duros y bastante técnicos que se traducen en muchísima potencia, potencia para cualquier tarea, aplicaciones o juegos. Como lo esperamos de un gama alta, el Galaxy Note 8 se comporta a la altura de los grandes.

Por si quieren una comparativa con su competencia:

Sí, la versión que llega a México es la de 128GB.

Hay que agradecer el gesto de Samsung en traernos al país la versión con 128GB de almacenamiento, algo que no es para menos cuando estamos pagando una enorme cifra por el teléfono. Por cierto, si esa cantidad aún se les hace corta, tienen opción de ponerle una microSD.

Una muy discreta autonomía

Entramos al apartado en el que este smartphone tiene que convecer a los usuarios: el de la autonomía. El teléfono ahora baja la capacidad de la batería, incluso a cifras menores que el Galaxy S8+.

En concreto tenemos solo 3,300 mAh, cantidad que nos podría preocupar al conocer el tamaño y resolución del panel. Por fortuna no hay problema, el Galaxy Note 8 sobrevive un día de uso sin problemas, autonomía aceptable pero que está por debajo de lo que nos tenía acostumbrada la línea Note.

Note 8, análisis

Para compensar un poco tenemos la opción de activar un modo de ahorro de energía en el que podemos disminuir el brillo, bajar la resolución y hasta limitar la velocidad del procesador, todo para ganar unas horas de autonomía.

Eso sí, no puede faltar el clásico sistema de carga rápida al cual se le puede sacar partido con el cargador que incluye en la caja. En mis pruebas, logré pasar del 0 al 100% en poco más de 100 minutos. Igual es compatible con carga inalámbrica.

El mismo incómodo sensor de huellas y un mejorable lector de iris

Tenemos un par de opciones para desbloquer el móvil por medio de una marca biométrica: nuestro dedo y nuestro iris.

La queja de primer sistema viene en la misma línea del Galaxy S8, el sensor está en la parte trasera, en una incomodísima posición que cuesta trabajo encontrar a la primera. Eso sí, una vez colocado nuestro dedo encima, nos identifica con enorme rapidez.

Note 8, análisis

La segunda opción, el escáner de iris, me ha funcionado mucho mejor, pero siento que no es igual de cómoda como "colocar el dedo" en una superficie. He probado usar el sistema con lentes, y ahí todo se complica.

Estoy ansioso de conocer cómo Samsung solucionará la posición del sensor de huellas el próximo año, quizá ponga el sensor debajo de la pantalla o quizá opte por eliminarlo y mo nte un sistema de reconocimiento facial como FaceID.

Todos los teléfonos de gama alta debería incluir audífonos

Justo abajo, a un lado del conector USB Type-C, Samsung incorporó un jack de 3.5 milímetros para audífonos. La compañía no se sube a la tendencia de eliminarlo (no sabemos cuándo lo haga) y eso me emociona.

AKG

Para completar la incorporación de dicho conector en la caja se incluyen unos audífonos AKG, un modelo que quizá no compita en la gama alta pero que ofrece una calidad digna de un teléfono de este calibre. El sonido del único altavoz no destaca, dejándonos en claro que el Galaxy Note 8 no es para audiófilos.

Ese S-Pen

Pero más allá de la pantalla o la potencia. Este Galaxy Note 8 se diferencia de toda la competencia por un pequeño "accesorio" que está en su interior, se llama S-Pen y no es más que un lápiz inteligente.

De hecho es tanta su diferecia respecto a otros gama alta que no tiene competencia. Sí, es el único fabricante que incorpora este feature, y mejor aún, es el único que realmente le saca provecho.

Note 8, análisis

La idea es que con el S-Pen podamos controlar todo el teléfono, aunque tiene el plus de tomar apuntes, hacer capturas y dibujar sobre ellas y traducir palabras específicas.

El potencial parece poco, pero una vez que empiezas a incluir el S-Pen en el flujo de trabajo es difícil dejarlo atrás. Por ejemplo, tan solo sacamos el lápiz y sin desbloquear el teléfono la pantalla se convierte en un lienzo para realizar cualquier anotación, para mi una auténtica killer app.

Lo mejor es que el lápiz tiene también un montón de tecnología interna. Tiene el clásico reconocimiento al acercar el puntero a la pantalla, y en uno de sus laterales incorpora un botón que abrirá sus funciones. Cuenta con 4096 niveles de presión.

Galaxy Note 8

Claro que más allá de asuntos productivos, el S-Pen es una herramienta ideal para quien guste dibujar, eso sí, habrá que descargar una aplicación compatible.

Una de las mejores cámaras ahora tiene acompañante

La cámara del Galaxy S8 ya se había colocado como una de las mejores del mercado, así que para este Note 8 la empresa tenía la tarea de superarse a sí misma en este apartado.

La salida ha sido bastante sencilla y bastante lógica. En vez de uno hay dos sensores como cámara principal. El arreglo por el que se decide la empresa es el mismo que Apple, un sensor gran angular y un telefoto. Estas son las especificaciones de cada sensor:

  • Cámara gran angular:1/2.55 pulgadas de tamaño, pixeles de 1.4µm, 12 megapixeles, óptica de 26 milímetros, apertura f/1.7 y estabilizador óptico de imagen.
  • Cámara telefoto: 1/3.6 pulgadas de tamaño, pixeles de 1.µm, 12 megapixeles, óptica de 52 milímetros, apertura f/2.4 y estabilizador óptico de imagen.
Note8 Analisis

Como pueden ver la mayor novedad de la cámara está en que ambos sensores cuentan con estabilización óptica de imagen, algo que por ejemplo, Apple no incluye en la cámara telefoto del iPhone 8 Plus.

Pero vamos a lo interesante, aquí unas muestras de la cámara principal:

cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8
cámara note 8

Como puede ver, los resultados son igual de interesantes que en el Galaxy S8, buena nitidez, buen rango dinámico y una clásica saturación de colores que hace ver a las imágenes un poco más "espectaculares" de lo normal. En general, obtenemos excelentes fotos en cualquier situación, incluso de noche.

Ahora vamos con unas muestras de la segunda cámara:

cámara note 8
cámara note 8

Aquí tenemos unos resultados más discretos, en torno a calidad, pero en la línea de la cámara principal. Este sensor también muestra sus debilidades en condiciones de poca luz, algo lógico al conocer su apertura y el tamaño de los pixeles. Sin embargo, el que también incluya OIS le ayuda.

Un interesante, pero no sorprendente, modo retrato

Sin embargo, como viene siendo habitual con una segunda cámara, el objetivo es que podamos capturar retratos con ese efecto bokeh que los móviles envidian de las cámaras DSLR.

Los resultados están en línea de otros gama alta, los cuales dependen directamente de la iluminación donde los capturemos, lo definido que esté el sujeto del fondo y la distancia a la que capturemos la fotografía.

Note 8, análisis

A diferencia de Apple, y siguiendo lo que ofrecen empresas como Huawei o Motorola, Samsung permite elegir qué tanto desenfoque queremos darle a nuestra foto, el cual también es editable una vez que la hayamos capturado.

Como hemos dicho, aquí todas las empresas tiene margen de mejorar los resultados de este modo con actualizaciones vía software, habrá que esperar a ver si Samsung se compromete con ello.

El OIS en los dos sensores se aprovecha mejor con el video

La cámara frontal no tiene sorpresas. Tenemos un sensor de 8 megapixeles de resolución con apertura f/1.7. Sus resultados son interesantes, pero no sorprendentes. El único dato que podemos destacar es que puede grabar en 4K.

Note 8, análisis

Aprovechando ese comentario quiero mencionar lo buena que es la grabación de video con la cámara principal, la cual además aprovecha el OIS del sensor telefoto para estabilizar las tomas cuando hacemos "zoom" y estamos en movimiento. Lo máximo a lo que puede grabar es a 4K.

Un software más Android y menos TouchWiz

Hay que reconocer el trabajo realizado por Samsung para mejorar el software de sus teléfonos, todo con el fin no solo de mejorar el aspecto sino el rendimiento.

Por supuesto, la empresa sigue apostando por montarle apps "propias" a sus equipos, además de algunas adicionales de terceros (como la suite ofimática de Microsoft), pese a ello notamos que la capa de personalización es muchísimo más ligera, con transiciones más fluidas y sin efectos raros que algunas veces llegaban a entorpecer la experiencia de uso aún cuando el móvil tenía potencia de sobra.

Galaxy Note 8

Como es habitual tenemos añadidos con los que Samsung se quiere diferenciar, algunos pasarán totalmente desapercibidos y se olvidarán rápido, pero otros me han convencido tanto que me pregunto por qué no los incluye Android de serie.

Uno de ellos es la función llamada "App Pair" que nos permite tener un acceso directo en el panel "Edge" el cual abre de forma predeterminada un par de aplicaciones para que estas siempre se muestren a pantalla dividida.

También tenemos la ya clásica función de aplicaciones flotantes con la que podemos abrir una app, redimensionarla a nuestro gusto y moverla por todo el escritorio. Además se puede minimizar para estar disponible cuando la necesitemos.

Note 8 Software

Más allá de las apps que se repiten respecto a la suite de Google, mi crítica en este apartado va en la versión de Android que ejecuta. Android 8.0 Oreo tuvo que haber sido la elegida para este móvil, habrá que esperar a que Samsung actualice, al parecer será hasta 2018.

La opinión de Xataka México

Tal como sus hermanos, el Galaxy Note 8 es casi un móvil perfecto, tiene un gran diseño, excelente rendimiento, asombrosa pantalla y una prometedora cámara. Todo eso sumado a la ahora ya icónica inclusión del S-Pen y sus novedades.

El Galaxy Note 8 es uno de los mejores móviles Android actuales.

Claro que esa cercana perfección tiene su lado negativo, y es que el precio del móvil es bastante elevado. Entendemos que es un gama alta (o súper alta o como quieran llamarle), pero cuando vemos el Galaxy S8 Plus, con el que comparte tamaño, potencia y pantalla, se me hace bastante complicado justificar el desembolse de 22,999 pesos, a menos que en verdad se requiera de esa doble cámara y el S-Pen.

Galaxy Note 8

Como sea, me atrevo a decir que el Galaxy Note 8 es uno de los mejores móviles Android actuales, y nos demuestra que Samsung tiene la capacidad de recuperarse después de una enorme caída.

Pero Samsung, por favor, el próximo año mueve el sensor de huellas de esa incomodísima posición

9.2

Diseño9.5
Pantalla9.5
Rendimiento9.5
Cámara9.5
Software9.0
Autonomía8.75

A favor

  • Diseño elegante, detallado y muy bien construido.
  • Una de las mejores pantallas del mercado.
  • El S-Pen sigue siendo el mejor feature de un Note.
  • Una de las mejores cámaras ahora es doble

En contra

  • Esa incomodísima posición del sensor de huellas.
  • No hay una autonomía sobresaliente.
  • En México, y el mundo, tiene un precio bastante elevado.

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de AT&T México.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio