La línea Nexus, esta ha sido su evolución a través de los años

La línea Nexus, esta ha sido su evolución a través de los años

Publicidad

Una de las noticias más esperadas a finales del 2009 en el ambiente tecnológico fue sin duda el lanzamiento del primer smartphone de Google, pero fue hasta los primeros días de enero del 2010 cuando conocimos al Nexus One, el primer smartphone con el que Google mostraba a todos su visión sobre cómo debía ser un terminal con Android.

Desde entonces, hemos visto pasar por los mercados toda una familia de dispositivos Nexus que se han caracterizado por traer de fábrica la última versión de Android pero además, sin modificaciones ni personalizaciones por parte de los fabricantes. Hoy, tras la presentación de los nuevos Nexus 6P y Nexus 5X, es un buen momento para hacer un repaso por la evolución a través de los años de la línea Nexus.

Nexus One

Nexus One

El 5 de enero de 2010 Google anunció oficialmente al Nexus One que llegó al mercado de la mano de HTC. Fue el primer smartphone en ejecutar Android 2.1 Eclair, y estaba equipado con una pantalla tipo AMOLED de 3.7 pulgadas, resolución de 800 x 480 píxeles y un trackball en la parte inferior.

En su interior había espacio para un procesador Snapdragon a 1 GHz que se hacía acompañar de 512 MB de RAM y 512 MB de almacenamiento, de los cuales quedaban disponibles para el usuario 190 MB; una batería de 1400 mAh, cámara de 5 megapíxeles con autoenfoque, zoom digital, y flash LED. Incluía también sensores de luz, de proximidad, acelerómetro, brújula y receptor GPS. Tenía un grosor de 11.5 milímetros y un peso de 130 gramos.

Más allá de las especificaciones técnicas, a nivel de software podemos recordar que en el Nexus One se aumentó el número de pantallas principales hasta cinco, para dar más espacio para widgets y accesos directos; fondos de pantalla animados e interactivos; el lanzador de aplicaciones fue remodelado y se añadió el reconocimiento de voz a todo el sistema.

Por increíble que hoy nos parezca, en esos tiempos se consideró que su pantalla era grande y fue elogiado por ser un potente smartphone, sin embargo, no fue un éxito en ventas. Eso sí,** Google vendió 20,000 unidades la primera semana** y diez semanas después las ventas estimadas alcanzaron los 135,000, pero tras tener muchos problemas de soporte, muchos hoy en día se refieren al Nexus One como un experimento fallido.

Nexus S

Nexus S

Para diciembre del mismo año, Google dió a conocer una nueva versión del sistema operativo, Android 2.3 Gingerbread, que llegó de la mano de un nuevo terminal, el Nexus S, eligiendo a Samsung para ser el fabricante. Sus especificaciones fueron las siguienteS: procesador HummingBird a 1 GHz, 512 MB de RAM, 16 GB de almacenamiento, pantalla cóncava Super AMOLED de 4 pulgadas con resolución de 800x480 píxeles, cámara de 5 megapíxeles y batería de 1500 mAh.

El Nexus S además fue el primer teléfono Android en contar con soporte para NFC. Sin embargo, no todo fue positivo y los usuarios echaron en falta la ranura para microSD.

Galaxy Nexus

Galaxy Nexus

Para el siguiente integrante de la familia Google continuó trabajando con Samsung y fue hasta el 29 de Octubre del 2011 cuando conocimos al Galaxy Nexus, que fue lanzado con Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Estuvo equipado con un procesador de doble núcleo a 1.2 GHz acompañado por 1 GB de RAM, pantalla de 4.65 pulgadas Super AMOLED con resolución 720p, batería de 1750 mAh y conectividad LTE. Este dispositivo fue también el primero en ejecutar Android 4.1 Jelly Bean en julio del 2012.

Nexus 4

Nexus 4

Para octubre de 2012 llegó el momento de otra renovación y fue de la mano de LG que conocimos al Nexus 4, un terminal cuya configuración fue basada en el éxitoso LG Optimus G, lo cual llevo a que este nuevo terminal sea hasta ahora el más exitoso de la familia Nexus.

Procesador Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1.5 Ghz, 2 GB de RAM, pantalla de 4.7 pulgadas con resolución de 1280 x 768 píxeles, cámara de 8 MP, soporte para carga inalámbrica, batería de 2,100 mAh, versiones de 8 y 16 GB de almacenamiento y android 4.2 Jelly Bean fueron las características que hicieron del Nexus 4 un dispositivo de vanguardia, pero además, con un diseño atractivo en cristal en la parte trasera que permitía apreciar una inexistente textura holográfica.

Nexus 5

Nexus 5

Tras el éxito del Nexus 4 no fue de extrañar que LG se mantuviera como el fabricante de la siguiente generación de la familia, el Nexus 5 que conocimos el 31 de octubre del 2013. Con este dispositivo Google volvió a repetir su estrategia de ofrecer un smartphone con especificaciones de tope de gama pero con un precio reducido.

El Nexus 5 combinó una pantalla de 4.95 pulgadas con resolución Full HD y un equipamiento de un procesador de cuatro núcleos a 2.26 GHz, 2 GB de RAM y versiones de almacenamiento de 16 y 32 GB, para ejecutar Android 4.4 KitKat.

Nexus 6

Nexus 6

En octubre del 2014 toco turno de conocer al Nexus 6, un terminal que llego a marcar una clara diferencia con sus predecesores, tanto en tamaño como en precio. Hasta ese entonces, los dispositivos Nexus se enfocaban en grandes especificaciones a un precio justo, pero el Nexus 6 entro directo en el mercado de los dispositivos premium.

Con versiones de 32 y 64 GB de almacenamiento, se trato del primer integrante de la línea Nexus en tener un marco metálico. Llegó al mercado internacional equipado con un procesador Snapdragon 805 a 2.7 GHz, con 3 GB de RAM, una pantalla QHD, cámara principal de 13 megapíxeles, sensor frontal de 2 megapíxeles y batería de 3220 mAh para darle autonomía a un terminal con Android 5.0 Lollipop.

La línea de tablets Nexus

La familia Nexus no ha estado únicamente conformada por smartphones, pues también tiene presencia en el mercado de las tablets. Eso sí, Google entró con cierto retraso a este, pues a pesar de que en el 2011 publicó Android 3.0 Honeycomb, una versión del sistema específicamente optimizado para tablets, fue hasta el 2012 cuando Google presentó su primer tablet Nexus.

Nexus 7

Nexus7

Fue en junio de 2012 cuando Google presento su** Nexus 7** durante el Google I/O. La compañía encargada de la fabricación de éste pequeño tablet de siete pulgadas fue ASUS. La estrategia para introducirla en la vista de los consumidores fue su precio accesible y su equipamiento con un procesador Tegra 3 a 1.3 GHz, 1 GB de RAM, posibilidad de escoger entre 8 o 16 GB de memoria interna, NFC, GPS y batería de 4325 mAh

Nexus 7 2013

Un año después, en agosto del 2013, ambas compañías anunciaron la segunda versión del Nexus 7, añadiendo algunas características que estuvieron ausentes en el modelo anterior. De inicio, mantuvieron el tamaño de su diagonal, pero aumentaron su resolución a 1920 x 1200 píxeles, cuando el modelo original se quedaba en 1280 x 800 píxeles. Su pantalla también recibió mejoras, aumentando sus niveles de brillo a 300 nits y su ángulo de visión a 178 grados.

Con el Nexus 7 del 2013 tampoco dudaron en doblar el tamaño de memoria RAM a 2 GB, y se cambio la elección del chipset Nvidia Tegra en favor de los chipsets de Qualcomm, siendo el elegido un Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1.5 GHz, encargado de darle fluidez a Android 4.3 Jelly Bean. El apartado fotográfico también fue mejorado, con un módulo de 5 megapíxeles en la parte trasera y uno en la frontal de 1.2 megapíxeles.

Nexus 10

Nexus 10

Diez meses antes de presentar la renovación del Nexus 7, en octubre de 2012 Google dio a conocer otro integrante de su catálogo de tablets, el Nexus 10 fabricado por Samsung. Una de sus características más sobresalientes fue la resolución de su pantalla: 2560 x 1600 píxeles, en una diagonal de 10.1 pulgadas. En su interior, un procesador Exynos 5250 con 2 GB de RAM y opciones de 16 o 32 GB de almacenamiento.

Nexus 9

Nexus 9

En Octubre de 2014 conocimos al Nexus 9, un terminal con el que Google apostó por lo que la mayoría consideramos más adecuado para este tipo de dispositivos, con diagonal de 8.9 pulgadas, resolución de 2048 x 1536 píxeles y ejecutando Android 5.0 Lollipop. Con este modelo, Google volvió a asociarse con HTC, fabricando un equipo con calidad premium y con un excelente precio.

Para el Nexus 9, HTC eligió como procesador al Nvidia Tegra K1 de doble núcleo y 64 bits, y lo acompañó con 2 GB de memoria RAM y capacidades de 16 y 32 GB de almacenamiento. En sus menos de 8 milímetros de grosor, hay espacio para una batería de 6700 mAh y ofrece conectividad WiFi, Bluetooth 4.0, NFC, microUSB y soporte para Chromecast.

Su apartado fotográfico cuenta con un sensor trasero de 8 megapíxeles con apertura f2.4, capaz de grabar video a 1080p y una cámara secundaria de 1.6 MB. Para el audio, el equipo hace alarde de la tecnología HTC Soundboom.

Otros dispositivos de la línea Nexus

Más allá de tablets y smartphones, Google también ha dado sus pasos en otros dispositivos, de tal suerte que de la línea Nexus también han formado parte otro tipo de dispositivos, específicamente el Nexus Q y el Nexus Player.

Nexus Q

Nexus Q

El Nexus Q fue anunciado en junio de 2012, un dispositivo pensado para ayudar a la cohesión entre nuestros dispositivos, funcionando como un centro multimedia. Su proceso era bastante sencillo: por un lado se realizaba la entrada de datos de forma inalámbrica o por cable desde Google Cloud, y el Nexus Q se encargaba de enviar esos datos al televisor o a los altavoces que lo reproducirán.

Un producto diseñado para el hogar digital, con un diseño exquisito y minimalista, de pequeñas dimensiones y potente en posibilidades, pero restringido pues estaba pensado para consumir el contenido de Google Play.

Nexus Player

Nexus Player

Los intentos de Google en el área de entretenimiento en el hogar no quedaron en el Nexus Q, y en octubre del 2014 presentó el Nexus Player, que podríamos definir como una consola de sobremesa con Android TV, a la que podemos conectarle un mando a distancia o un pad de juegos, y que incluye un micrófono con el fin de que reconozca comandos de voz.

Línea Nexus, los objetivos han cambiado

Puede que el propósito de la familia Nexus haya empezado como la de proporcionar un dispositivo útil a los desarrolladores y para poner en el mercado modelos de referencia de cómo deben ser los terminales Android, pero no nos cabe la menor duda de que dichos objetivos se han ampliado con el paso de los años. Quizá, en términos de ventas, no se acerquen a competir con los grandes topes de gama de los mayores fabricantes, pero sin duda seguirán ejerciendo influencia en el mercado.

Este año, Google no ha estado dispuesto a cometer el mismo error que con el Nexus 6, pues con dicho dispositivo perdió lo que los hacía ser los favoritos de muchos entusiastas de Android: su excelente relación calidad-precio. De tal manera, que el Nexus 6P se convierte en su tope de gama, mientras que el Nexus 5X se mantiene como la opción con buena relación calidad precio que durante años ha caracterizado a la línea Nexus.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio