Según la constitución México es indivisible, pero estos movimientos en redes sociales quieren cambiarlo

Según la constitución  México es indivisible, pero estos movimientos en redes sociales quieren cambiarlo

Publicidad

El ya largo, y al parecer interminable, caso del independentismo en Cataluña ha sido el ejemplo más sonado en los últimos días sobre los múltiples movimientos regionalistas o separatistas en todo el mundo. Hoy España es noticia todos los días. Pero México también ha experimentado movimientos reales de secesionismo en el siglo XIX y, a inicios del XXI, movimientos virtuales. Esto último alentados por la enorme influencia de las redes sociales.

El último caso en atraer la atención de cibernautas y algunos medios tradicionales es el de la comunidad virtual en Facebook denominado "República del Norte de México" (RNM). Al día de hoy son 56,328 "me gusta" los que posee (al martes tenía 54,866). Sin duda una cifra interesante. La pregunta de siempre ante este tipo de expresiones es ¿transmutará este “movimiento” de virtual a real? y otra más ¿de convertirse en algo real, y socialmente apoyado, cómo transitar con el artículo 2 de la Constitución federal que dice la “Nación mexicana es única e indivisible?

RNM no es el movimiento virtual separatista en México más "popular" y menos el único en las redes sociales, o mejor dicho en Facebook. El más popular lo es la República de Baja California, con 146,423 "me gusta" al día de hoy. El martes tenía 146,417 y su casi nulo incremento en dos días se debe a su menor exposición en medios en estos días, como sí lo tiene RNM.

En Facebook se pueden encontrar varias páginas similares, quizá decenas, de movimientos virtuales que promueven la independencia de una región de México o de un estado en particular, tales como el ya citado de Baja California o de Sonora, Jalisco.

Pero una cosa es el mundo virtual y otra la realidad.

En mi tesis doctoral que presenté en 2011, analicé este tipo de movimientos reales y virtuales en México en el período 2000-2007.

La inmensa mayoría de esas manifestaciones de esos años se quedaron en eso; virtuales, salvo dos movimientos reales que tuvieron corta vida; República de Sierra Madre y Movimiento Separatista del Norte.

Breves antecedentes de movimientos secesionistas virtuales en México

En un artículo que publiqué el 12 de agosto de 2010, hice un breve recuento de como los movimientos regionalistas y separatistas habían evolucionado en la Internet hasta ese momento. Cité que según mis investigaciones vinculadas a mi tesis doctoral, la primera página de Internet en promover un movimiento virtual secesionista data de 1997, siendo su lema principal “Nuevo León tiene derecho a su libertad”. La página dejó de existir hace al menos 10 años.

Luego se crearon los foros virtuales los cuales existieron hasta 2008, año en que Facebook comenzó a fortalecerse como el espacio ideal para promover este tipo de movimientos. Fue en esos foros virtuales donde la polarización de la elección presidencial del 2006 también encontró su desahogo, principalmente de norteños manifestando su deseo de separarse del país por “culpa” de Andrés Manuel López Obrador.

Por cierto, no encontré en aquellos años una página (web o en Facebook) que alentase la independencia del sur de México.

También por esos años una que otra página de Internet fue creada como consecuencia de tal momento político. Para 2010 eran varios los movimientos con página en Facebook. Destacaba por su número de miembros “Quiero que Monterrey sea un país” con 2,859 seguidores. Hoy tampoco existe.

Los motivos para que una comunidad virtual de estas características surja son múltiples. Otro ejemplo. Con la reforma hacendaria aprobada al inicio de la administración de Peña Nieto surgieron nuevos movimientos virtuales en Facebook, siendo una de las razones principales de su gestación la homologación del IVA en la franja fronteriza del norte.

Destacaron dos de esos nuevos grupos virtuales la hoy popular República de Baja California, creada el 14 de octubre de 2013, y República de Chihuahua, creada el 10 de octubre del mismo año. Para el día 23 de octubre de ese año la primera tenía ya 121,470 seguidores y la segunda 29,120 seguidores, aunque hoy esta última ya no existe.

Ambos grupos rebasaron por mucho al extinto “Quiero que Monterrey sea un país” en cuanto al número de seguidores, pero esto no sorprende. Para 2013, y más hoy en día, los mexicanos estaban más interconectados que en 2010. Además gracias a los medios tradicionales de cobertura nacional están teniendo su minuto de fama.

De estas dos páginas destaca la de Baja California por la colocación de una bandera, lo que demuestra un mayor nivel de esfuerzo intelectual y conceptual que el de la extinta República de Chihuahua o de otras similares. Pero tampoco es algo nuevo. Otros movimientos virtuales crearon o adoptaron su respectiva bandera. Ejemplo: Viva la República de Rio Grande con apenas 2,474 (en octubre de 2013 tenía 1,330 seguidores), y nacida en Facebook desde el 25 de marzo de 2010, adoptó la bandera de la efímera República de Río Grande que unió a Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas en el siglo XIX.

De estos movimientos pasamos al de la República de México del Norte (RMN), que hoy vive su momento de fama. Un medio impreso nacional logró entrevistar a sus organizadores y señalan que "este grupo lleva más de seis años gestándose". Este dato sorprende pues en todo ese tiempo no han podido elaborar y publicar un manifiesto o programa político, al menos no en su página de Facebook, ni tampoco salir a las calles como dicen harán en su momento. Menos han diseñado una bandera para su República. Eso sí, señalan que su moneda será el "aris".

Es de llamar también la atención que sus argumentos se concentran en lo económico y no hacen referencia al factor identitario y cultural, mismo que es el factor más usado por este tipo de movimientos. En suma, muy desarticuladas las respuestas en dicha entrevista.

Escudo Mov Pro Rep Sierra Madre Imagen; Movimiento República de Sierra Madre.

De todos o casi todos, sólo un movimiento es real… por ahora

Hasta donde tengo registrado, en la actualidad en México sólo existe un movimiento separatista real, serio y organizado. Se trata de Movimiento Independentista de Baja California (MIBC) cuya página web es www.independenciabc.org. En su página de Facebook tiene 33,884 (el martes tenía 33,888, es decir bajó su número). Resulta paradójico que este movimiento que es real tenga menos “me gusta” que el de República de Baja California.

El MIBC fue fundado y está liderado por Felipe Ledezma, quien de manera valiente y desafiante pone su nombre. No cualquiera en México, pues puede haber consecuencias y es por ello que la inmensa mayoría de los "líderes" de este tipo de expresiones se mantiene en el anonimato, lo cual las descalifica de inmediato.

En los países desarrollados estos movimientos son comunes, muchos están institucionalizados (registrados, con estatutos, base social confirmada y con actividades de promoción.) y sus líderes son públicos. El mejor ejemplo actual son los independentistas de Cataluña con los partidos políticos “Juntos por el Sí” y La CUP (Candidatura de Unidad Popular).

En México algo así no existe y tampoco se puede afirmar que MIBC se encuentra en el mismo nivel. La pregunta (una más) es si la normativa política-electoral mexicana (federal o estatal) da cabida legal a un movimiento político con fines secesionistas a sabiendas que la nación mexicana es única e indivisible (artículo 2, Constitución federal). Eso lo sabremos, primero, cuando MIBC pida su registro oficial como partido estatal y, después, cuando lluevan las impugnaciones a dicho partido por su perfil secesionista y la Suprema Corte deba decidir al respecto.

A propósito de separatismos; nuevos estados en México

Ya que se aborda el tema de los separatismos es importante tocar otro similar; el separatismo “interno” en México, es decir la creación de nuevos estados en ciertas regiones mexicanas.

De entrada debe señalarse que los límites territoriales internos en México son un desastre. Un estudio del INEGI elaborado en 2006 concluye que la indefinición parcial o total de fronteras abarca a 26 de las 32 entidades mexicanas. Sólo BC, BCS, Coahuila, Colima, DF y Guerrero tienen perfectamente delimitada y documentada su extensión territorial.

El artículo 46 constitucional es el que precisa a quien corresponde definir los límites territoriales estatales, pero el Senado no ha querido entrarle al tema. A nivel municipal es mucho peor. Por ejemplo, en Veracruz de 212 municipios en 153 (72.16%) tienen indefiniciones de delimitación territorial.

Ahora bien, han habido movimientos formales para crear nuevos estados en México. Los más serios han estado en La Laguna, esa región ubicada entre Coahuila y Durango. Hace diez años y en 2013, el tema de convertir a La Laguna en el estado 33 tuvo su momento álgido. Las agrupaciones más destacadas fueron “Si al 33” y “Ella”. En su momento tuvieron su página de Internet y contaron con el apoyo de personajes de renombre, lo cual fue importante. Hoy el desánimo y desesperanza reina entre sus promotores.

Para algunos el caso lagunero tiene tintes político-electorales (cada elección a gobernador renace el tema). Otros dicen se trata de un deseo genuino aderezado por el abandono de Coahuila y Durango. Unos más añaden que primero hay que arreglar la casa antes de pensar en una iniciativa así.

Sobre el caso de La Laguna he escrito varios artículos (2006, 2008 y 2011) detallando la situación al momento como la existencia de iniciativas en el Congreso federal. La Laguna no es la única región mexicana en querer ser estado. La Huasteca también lo desea, entre otros.

Algunos países nos han puesto el ejemplo cuando de re-dibujar fronteras territoriales internas se trata. Brasil es uno de ellos y lo hizo por primera vez con un plebiscito celebrado para votar la división del estado de Pará en 2011. La división no sucedió pues así se decidió en las urnas, como debe de ser. Hoy Pará se concentra en su futuro sin distracciones.

Republica De Yucatan República de Yucatán; alguna vez fue un país. Imagen; Google.

Lejos de convertirse en una realidad... por ahora

Los secesionistas a nivel mundial están motivados por el caso catalán (además del kurdistán) y los de México no son la excepción, más cuando nuestro país enfrenta enormes retos de todo tipo que alientan el surgimiento de movimientos virtuales. Además el año entrante tendremos elección presidencial y que estará bastante polarizada.

Pero insisto, una cosa es nacer y vivir en el mundo virtual y otra en el real.

Por ahora, la República del Norte de México atrae las miradas de medios de comunicación por el caso citado, pero está lejos, lejísimos, de convertirse en algo real. Se trata pues de otro caso virtual más de secesionismo en México que no tiene futuro.

Las respuestas brindadas por sus organizadores a una entrevista me hace pensar que se trata más de una ocurrencia engrandecida mediáticamente por la situación en Cataluña. Al momento no hay un nombre de una persona física que lidera o administra la página. Ya no digamos de un manifiesto político, programa de acción o de una dirección física a dónde ir a registrarse. En estos temas le lleva por mucho el MIBC, que además cuenta con algo crucial; un líder.

Asimismo ninguna personalidad política o social le apoya y obvio ya fue rechazado por un gobernador cuyo hermano, cuando fue gobernador, alentó discursivamente un federalismo radical. Aquí un trabajo que analiza dicho discurso.

Por mi experiencia analizando este tipo de movimientos en México, auguro corta vida o una vida atada al Facebook a todos los que en él se ubican si no salen a la calle y se convierten en algo tangible y elegible (participando en elecciones) ¿cuantos de los miles de simpatizantes de las páginas secesionistas de Facebook están dispuestos a salir a votar por tales movimientos si se convierten en partidos? ¿cuántos de ellos jugarían un rol activo participando en mítines y/o marchas?

Imagen1 ¿De virtual a real? Hay que salir a la calle. En la imagen miembros del Club Regional Río Grande (CRRG), exponiendo la bandera de la República de Río Grande frente a la Biblioteca Central de Nuevo León en Monterrey. Verano, 2009 Fuente: Max Almaguer, director del entonces CRRG.

Además, jurídicamente hablando y una vez que sea real, su futuro es inviable por lo citado en el artículo 2 constitucional, aunque socialmente sería otra cosa. Nos enfrentaríamos, en algún momento dado y siempre y cuando un partido local secesionista gane gubernatura y Congreso estatal, a un escenario similar al caso de España-Cataluña.

Pero los ingredientes para formar al menos un movimiento (no partido político) real y duradero siguen estando presentes. He podido encontrar algunos.

El tema de nuevos estados en México merece acción aparte, debe atenderse a la brevedad y de manera democrática.

El camino ya lo trazó en 2014 Escocia-Reino Unido y en 1995 Quebec-Canadá. Los países que se dicen democráticos deben seguirlo si enfrentan retos secesionistas, a menos que sólo sean los anglosajones quienes entienden de democracia y los demás países apliquen sólo lo que les convenga. De ser así, entonces sólo tenemos una democracia limitada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio