218 millones de dólares volando: así es "José María Morelos y Pavón" el avión que el nuevo gobierno de México puso a la venta

218 millones de dólares volando: así es "José María Morelos y Pavón" el avión que el nuevo gobierno de México puso a la venta

Publicidad

Una de las promesas de campaña en su momento del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, era vender el avión presidencial, como parte de una campaña de austeridad por parte de todo su gobierno. Solamente fue cuestión de horas, para hacer oficial que iniciará el proceso de venta del avión presidencial después de su toma de protesta.

El avión “José María Morelos y Pavón” despegó al medio día del 3 de diciembre con rumbo al Aeropuerto de Logística del Sur de California, donde se encontrará con fines de preservación y mantenimiento. Señalando que todo el proceso de venta se realizará a través de un mecanismo transparente y competitivo, apegado a derecho.

Se busca un nuevo dueño

En comunicado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) menciona que logrará maximizar el valor de la aeronave, evitando cualquier afectación del patrimonio. La decisión de llevar el avión a California fue por motivos del fabricante, mencionando que el hangar más idóneo se encontraba en ese lugar para darle servicio y preservación.

Todo el mantenimiento será encabezado por una tripulación que forma parte de la Fuerza Aérea Mexicana. Señalan que mantendrán informada a la ciudadanía durante todo el proceso de venta y el esquema que utilizarán, garantizando la transparencia del proceso.

avio Avión Boeing 757, utilizado por los presidentes de México desde 1988.

El avión presidencial es un TP01 Boeing 787-8, adquirido en noviembre de 2012 por Felipe Calderón, pasando cuatro años en los que la empresa construyó la aeronave. La compra venía a sustituir el Boeing 757 que desde 1988 fue utilizado para trasladar a los presidentes mexicanos en todos sus viajes nacionales e internacionales.

Podría devaluarse más de 76 millones de dólares

El avión cuenta con una capacidad máxima real de 240 pasajeros, pero fue modificado para recibir a 80 pasajeros. Fue utilizado para realizar 214 operaciones en la administración de Enrique Peña Nieto, recorriendo una distancia superior a los 600,000 kilómetros.

Dtcbqyjvyaaqb Z

El costo del avión fue de 218 millones de dólares, con el compromiso de pagarlo durante 15 años. No fue el único gasto importante, para su llegada se construyó un hangar en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México con un costo total de 1,182 millones de pesos; los encargados del proyecto fueron las empresas SGS de México, Búnker Arquitectura y Concretos y Obra Civil del Pacífico, en el caso de la última empresa destaca que su dueño es Juan Armando Hinojosa Cantú, también dueño de Grupo Higa, empresa responsable de la “Casa Blanca”.

A finales de diciembre de 2015, un reporte de Ascend Flightglobal Consultancy destinado a Banobras, menciona que en el caso de querer vender la aeronave Boeing 787 debe considerar algunos detalles. El primer elemento es que se trata de un “Blizners”, aeronaves de negocios que son configuradas para un uso privado.

Señala que al ser para uso de gobierno se reduce el número de asientos disponibles, además de que su desempeño también puede ser afectado por el peso y las modificaciones. Uno de los problemas es su comercialización ya que su mercado es más restringido y en algunas ocasiones necesita un reacondicionamiento y modificaciones de interiores.

Nwfknzgwnmyz

El reporte menciona que el valor del mercado por el Boeing 787-8 en enero de 2016 era de 173 millones de dólares en el estado “vida completa”. Mientras en “vida media” era de 158 millones de dólares, se considera en esa categoría cuando los componentes principales de la aeronave se encuentran por lo menos con un 50% de vida útil.

También mencionan cuáles podían ser las valuaciones futuras para el mercado de aeronaves privadas, mencionando que en enero de 2019 su precio en “Vida completa” podría rondar entre los 142 millones de dólares, una diferencia de más de 76 millones de dólares respecto al costo de adquisición.

Por último indican en una de sus recomendaciones lo complicado que puede ser vender la aeronave:

Este avión específico es de los primeros en la línea de producción (Número de Línea: LN-6), además de ser una ex-aeronave de Boeing para vuelos de prueba. Esto se traduce en que tiene un mercado más limitado, ya que muchas aerolíneas con flotillas de Boeing 787 existentes no estarían interesadas en incluir este ejemplar "atípico" a sus flotillas. Hay más posibilidades de vender a un operador de una sola aeronave –pero éste sería un mercado extremadamente limitado.

El avión que no tenía Obama

En cuestiones técnicas el Boeing 787-8 cuenta con características importantes, como dos motores fabricados por la misma compañía que ofrece un consumo de combustible un 20% más eficiente en comparación a los jets comerciales con un tamaño similar. En cuestión del diseño las góndolas del motor se crearon con bordes cerrados para reducir la emisión de ruido exterior e interior.

Dtcbqyluuaa9drb

Entre las modificaciones que recibió es una habitación para el descanso del presidente y servicios especiales como servicio de internet, comunicación satelital y sistemas anti espionaje.

En otros datos su longitud es de 56.7 metros, altura de 16.9 metros, peso es de 118 toneladas, alcanzando una velocidad máxima de 954 kilómetros por hora y una autonomía de 15,200 kilómetros. Puede volar por 20 horas sin la necesidad de cargar combustible.

Air Force One Over Mt Rushmore

Por su parte el avión que utiliza actualmente Donald Trump, presidente de Estados Unidos es el Air Force One, se trata de un modelo Boeing 747-200 que comenzó a operar desde 1990. Tiene capacidad de 26 pasajeros y puede volar hasta 10,907 kilómetros, cantidad superada por el avión presidencial de México.

Es importante mencionar que Estados Unidos espera en 2024 el nuevo modelo con el que viajará, se trata de un Boeing 747-8 que podrá viajar hasta 14,816 kilómetros. En cuestión de costos el gobierno de Estados Unidos adquirió dos en 1990 y su costo en conjunto fue de 660 millones de dólares, 330 millones cada uno menciona PolitiFact.

Más allá de la posible venta del Boeing 787-8, todavía se encontrará disponible el Boeing 757 a disposición del presidente. Recordando que el avión actual sufrió un par de averías, provocando que Peña Nieto volará en el “Benito Juárez” en julio a la Cumbre de la Alianza del Pacífico en Puerto Vallarta y en septiembre a Nueva York. Aunque López Obrador menciona que todos sus viajes los realizará por aerolíneas comerciales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio