Todo lo que debes saber del Tren Maya antes de la 'consulta ciudadana'

Todo lo que debes saber del Tren Maya antes de la 'consulta ciudadana'

Publicidad

Primero fue el aeropuerto en Santa Lucía, y luego de ganar abrumadoramente frente al proyecto de Texcoco y ante los cuestionamientos sobre qué proyectos se irían a consulta cuáles no, el nuevo gobierno decidió someter a votación sus proyectos insignia, aquellos que se anunciaron desde la plataforma de propuestas hechas en campaña.

El Tren Maya, siendo uno de los más emblemáticos, encabeza la lista de los que se pondrán a consulta este sábado 24 y domingo 25 de noviembre, a través de las mismas 1,073 casillas que funcionaron para la anterior consulta.

El Tren Maya atravesaría cinco estados del sureste del país: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. La idea primordial detrás del trabajo de infraestructura es fomentar la economía y turismo, a fin de reactivar todo el sureste de México.

Para ello se planea una inversión de 150,000 millones de pesos, los cuales serán cubiertos con inversión pública y privada.

Los beneficios

Facilitar el acceso a la zona facilitaría también la llegada del turismo. La zona del sureste es particularmente llamativa por ello, sobre todo en un país como México que ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de turismo.

El objetivo: que para 2024 se reciban 8 mil turistas diarios solo en la península de Yucatán.

El plan de Andrés Manuel López Obrador también concibe a la estrategia como una forma de garantizar el acceso al patrimonio nacional, por estar en el sureste las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Tulum (segundo y tercer lugar respectivamente de sitios arqueológicos más visitados en México).

Desde luego también están las ruinas de Palenque, Ciudad Campeche, Calakmul, Tenosique, Playa del Carmen, Mérida, y decenas de sitios más.

En el sitio oficial del Tren Maya se incluyen además beneficios exclusivos para cada estado, en todos ellos se menciona el turismo, pero para Yucatán se hace énfasis en disminuir los contaminantes de camiones de carga. Para Campeche se hace referencia al apoyo de comercios de hortalizas y frutos del estado y proteger la Reserva de Biósfera de Calakmul (uno de los principales retos de todo el proyecto).

Para Quintana Roo se ofrece facilitar la interconectividad con aeropuertos internacionales, evitar sobrecarga vehicular de Cancún a Tulum y hasta propiciar el reordenamiento urbano de Tulum. Para Chiapas además de algunos de los mencionados se incluye detonar el sector de hotelería, y para Tabasco se contempla el transporte de derivados de petróleo.

160 kilometros por hora

El tren está pensado para que de día funcione como transporte de pasajeros, y de noche como sistema de carga, y se compondrá de un total de 15 estaciones distribuidas en tres tramos: Tramo Selva, (426 km.) Tramo Caribe (446 Km.) y Tramo Golfo (653 Km.)

Este es el listado de estaciones:

  • Mérida
  • Izamal
  • Chichén Itzá
  • Valladolid
  • Cancún
  • Puerto Morelos
  • Playa del Carmen
  • Tulum
  • F.C. Puerto
  • Bacalar
  • Calakmul
  • Escárcega
  • Tenosique
  • Palenque
  • Ciudad Campeche

Al ser de carga, podría rentarse a terceros, lo que amortizaría los gastos que se erogan para hacerlo.

En total son 1,525 kilómetros de recorrido, para los cuales, en el 95 por ciento se utilizaría infraestructura que ya está desplegada, como líneas de ferrocarril, carreteras y hasta tendidos eléctricos. De las líneas de ferrocarril se estima que 90 por ciento tienen liberado los derechos de vía, y en los casos que no, el objetivo es asociar a los propietarios al proyecto.

En cuanto a las propiedades, el plan contempla no expropiar en ningún momento, y, como en el caso de los propietarios de derechos de vía, hacer a cualquier posible afectado socio de un fideicomiso para que se beneficie directamente de la operación del tren.

Las locomotoras a operar serían de biodiesel, híbrida, con una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

Las etapas

El proyecto contempla la realización de varias etapas a lo largo de cuatro años, mismas sobre las que no hay detalles. Sin embargo, Animal Político entrevistó a las áreas responsables de la obra, y obtuvieron más datos de las etapas.

Lo que ya sabíamos es que el 16 de diciembre comienza la primera, independientemente de los resultados de la consulta. Esta consiste en el reestablecimiento de vías férreas, en particular, el existente de Palenque a Izamal.

Los trabajos seguirían mientras se finaliza el proyecto ejecutivo del tren, lo que incluyen todos los estudios administrativos, de mercado, de factibilidad, financieros y ambientales. A marchas forzadas también se estarán haciendo sesiones informativas con las comunidades afectadas, aunque López Obrador ha dicho que ya se les está consultando a ejidatarios y locales.

En la segunda fase se planean las consultas a las comunidades, una ambiental y otra a comunidades indígenas. De ahí se decidirá si se prosigue a una tercera etapa en la que se hace el registro del proyecto ante Hacienda y se otorgan las licitaciones para la construcción.

Si todo va bien, el inicio ya de la construcción comenzaría en 2020.

Los costos ambientales

De momento el proyecto no tiene terminado un estudio de impacto ambiental, aunque aseguran que se está formulando uno. El uso de infraestructura que ya ha sido desplegada minimizaría los efectos ambientales, pero, en el resto de la construcción, no se tiene pensado derribar árboles de acuerdo a López Obrador.

Sin embargo el plan sí habla de reforestar lugares "que con lleven un cambio de uso de suelo vegetal". También tiene pensado construir pasos de fauna, y a cuando estén listos los estudios de impacto ambiental se cuantificarían las capacidades hidrológicas para evitar su sobreexplotación.

Lo cierto es que en materia de de planeación ambiental a falta de los estudios de momento se sigue sin atender las problemáticas específicas de cada región, de manera que no hay detalles concretos para salvaguardar flora y fauna.

La consulta

Adicionalmente en la consulta se pondrán a votación programas de becas a estudiantes de media superior, capacitación para el trabajo para adultos jóvenes, mayores pensiones para adultos mayores, una refinería en Tabasco que estaría lista en 2021, un programa de expansión para la atención médica gratuita, y cobertura de internet a nivel nacional, iniciativa de la que por cierto no se ha especificado cómo se haría, y que anteriormente ha tomado forma de varios programas sin que se haya eliminado por completo la brecha digital en México.

Por último está el macro proyecto de desarrollo del Istmo de Tehuantepec, uno más para reactivar el sureste del país, y que consiste en construir un tren para unir los océanos pacífico y atlántico, así como la modernización de tres puertos en Veracruz.

Consultaboleta 1

El fraseo de las preguntas en la boleta de la consulta ha causado ruido mediático. Las oraciones han sido compuestas de manera que es difícil decir que no, porque son sumamente parciales. Investigadores ya se han pronunciado sobre el efecto pernicioso que ello causará en los resultados de la consulta.

Con todo y todo la consulta avanza en los mismos términos que la pasada, con la fundación Rosenblueth en los cómputos, militantes y voluntarios en las mesas receptoras de votación, y con la aplicación que tanto dio de que hablar sin un papel muy claro.

Seguramente no pasará mucho tiempo para que sepamos si esta vez funciona o no.

Como pasó en la anterior consulta, es probable que los primeros resultados se den a conocer en la noche del domingo, pero el reporte completo es casi seguro que sea publicado el lunes 26 de noviembre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio