Nioh, análisis

Nioh, análisis

Publicidad

Nioh ya está a la venta, por fin. Esta gran exclusiva para PlayStation 4 nos trae toda la acción que todos los fanáticos de Ninja Gaiden y Dark Souls amamos y la multiplica a niveles insospechados de adicción pura. El juego nos cuenta la historia de William Adams, un marinero inglés de ascendencia irlandesa que se dirige al Japón Feudal de principios de 1600 para tratar de recuperar algo valioso para él, pero en su camino, William descubre que el país nipón está infestado por criaturas raras y demoníacas.

En el primer par de horas, se vuelve muy claro que Nioh no tiene exactamente mucho que ofrecer en el departamento de narración, aunque esto cambia a medida que nos vamos adentrando por Japón, pero ya mejor no les cuento más ya que les haría spoilers. Las inspiraciones de Nioh son muy obvias; Santuarios que actúan como hogueras de la serie Dark Souls, Amrita, un material que se compara con las almas, peleas con enemigos, y no solo jefes, que son realmente duras si no vamos bien preparados, así como un combate fluido y rápido que nos recuerda bastante a Ninja Gaiden.

A pesar de que incluye ideas de estos dos juegos, Nioh no se siente como una copia. Es más una experiencia que se adapta a cualquier tipo de jugador, sin importar que tan bueno o malo sea. Realmente es gratificante terminar una misión y salir inmediatamente al menú para ver qué nueva arma, armadura u objeto tenemos para utilizar.

Combate y equipamiento

Nioh

El combate es muy profundo y complejo. Hay 5 tipos de armas - Katanas, Katanas dobles, Hachas, Lanzas y Kusarigamas -, las cuales incluyen su propio estilo de pelea, poses y movimientos especiales para determinados lugares. Cada arma también posee un nivel y clase que irá subiendo mediante avanzamos en la historia. Usar cada tipo de arma hará que estas suban de nivel de familiaridad, que al tenerlo al máximo resultará en un mejor manejo y poder de ataque. Lo mismo va para la armadura, pero en vez del poder de ataque lo que subirá será la defensa.

Y aunque no hay escudos, es posible cubrirse con cualquier arma, cortar la cobertura de un enemigo con un combo e incluso realizar súper ataques que devastan hasta los demonios más duros. También hay armamento para largo alcance, como el arco, que dispara flechas normales y de fuego. Igualmente hay un rifle y un cañón que poseen dos tipos de proyectiles, uno más poderoso que otro.

Por otro lado está el Ki, que funciona como la resistencia en Nioh. Sin Ki, no podremos tomar ninguna acción. El combate rápido de Nioh gira en torno a cómo manejamos la barra de Ki, junto con la habilidad para extender los combos haciendo uso del "Pulso Ki". Al principio del juego la única manera de activar el Pulso Ki es tocando el botón R1 en el momento adecuado después de un ataque, si lo hacemos bien recuperaremos una fracción del Ki, lo que nos permite continuar un ataque sin tener que retroceder y esperar a que la barra de Ki se llene de nuevo.

Para hacer las cosas aún más locas, hay una habilidad disponible en Nioh que nos permite restaurar aún más Ki cambiando posiciones de arma durante un pulso. Cada arma posee tres posiciones y todas ellas afectan el modo de jugar. En este apartado hay bastantes opciones para que los jugadores encuentren su manera de luchar sin tener que atarse a un tipo de combate todo el tiempo.

Las posibilidades combinadas se sienten sin fin, y el sistema de pelea es uno que tomará cierta dedicación para comprender y dominar completamente, pero cuando ya los dominemos todos, la sensación de pelear con combinaciones espectaculares será realmente genial.

Personalización

Nioh Armadura

A pesar de que Nioh tiene un protagonista y no a un personaje que nosotros creamos desde cero, la personalización se siente mucho más profunda que Dark Souls. Un ejemplo está en las armas y armaduras, que aunque cada una de ellas posee atributos mejores o peores que otras, nosotros podemos cambiar su apariencia cosmética sin afectar estas estadísticas. Y vaya que el juego está repleto de armaduras y armas con buenos diseños, incluidos en su mayoría de tipo samurái y ninja, aunque por ahí también hay una de estilo caballero.

Todo lo anterior lo podremos cambiar en el herrero, el lugar donde todos los jugadores irán después de cada misión. Aquí también podremos actualizar el nivel del equipo para mantenerlo relevante durante todo el juego. Además se pueden cambiar algunos atributos del equipamiento, para que por ejemplo un arma pase de tener un bonificador de daño a cierto tipo de enemigos a poseer daño elemental, o que una armadura pase de tener un bonificador de defensa a poseer la capacidad de obtener más Amrita de cada enemigo muerto. Lo único malo de esta opción es que el cambio solo se puede hacer de manera aleatoria y cambiar los atributos tiene un costo de materiales. A medida que vayamos jugando siempre podremos ir al herrero e intentar personalizar nuestra arma o armadura como a nosotros más nos guste. Digo, hasta la barba y peinado de William se puede cambiar... en esos años también importaba la moda.

Súper habilidades

Nioh

En Nioh tenemos varios tipos de espíritus acompañantes que fungen como súper habilidades. Estos espíritus tienen la forma de animales, cada uno con un diferente tipo de daño elemental y habilidades que nosotros tendremos que escoger para cada combate. Solo podremos llevar un espíritu guardián a la vez, con la posibilidad de cambiarlo siempre que queramos a través del Santuario. Al ir avanzando en la historia iremos desbloqueando nuevos espíritus, que agregan aún más variedad al combate.

La forma para activar cada espíritu será eliminando cualquier tipo de enemigo, ya que al hacerlo se llenará una barra circular que aparece en el HUD del juego. Cuando dicha barra esté llena solo basta con presionar Circulo y Triangulo a la vez para que este aparezca. Dependiendo del espíritu que llevemos, obtendremos diferentes bonificaciones a parte de su daño y protección. Estos espíritus son en su mayoría salvavidas durante las difíciles peleas contra enemigos duros y jefes de final de misión, aunque claro, cada enemigo posee debilidades y resistencias elementales que harán que estemos cambiando a menudo entre todos los espíritus.

Misiones, modo cooperativo, recompensas y botín

Nioh Mision

Nioh posee decenas de misiones, entre ellas actividades secundarias que a veces nos llevan de vuelta a lugares donde ocurren misiones de historia, pero con objetivos completamente diferentes donde a veces nuestras habilidades son puestas a prueba. Las misiones son similares a Dark Souls, visitaremos distintos sitios del Japón feudal como castillos, mansiones, puertos, cuevas y hasta sitios nevados. Cada área cuenta con sus lugares secundarios que podremos explorar para ganar equipamiento, oro y amrita extra.

Todas las actividades del juego o pueden ser un paseo o pueden ser un dolor de cabeza dependiendo del nivel, habilidades y equipamiento que llevemos puesto. Es aquí donde entra el sistema de recompensas y botín de Nioh, que en lugar de simplemente recoger armas y armaduras en ubicaciones predeterminadas en el juego, se pueden farmear cuatro niveles diferentes de rareza de los enemigos. La caída de botín es completamente al azar, y si somos bastante afortunados, podríamos conseguir un elemento morado (el más raro) y sustituirlo por el amarillo o azul.

La clave para ir bastante poderosos a una misión y no correr tantos riesgos por falta de nivel o equipamiento adecuado, es jugar nuevamente las misiones secundarias o de historia, ya que los enemigos siempre estarán soltando equipo que podría ser mejor que el nuestro. Además, si algún equipamiento no nos sirve, siempre podremos ofrecerlo como ofrenda para obtener amrita, la cual se usa para subir las habilidades y el nivel de William, o venderlo por oro en el herrero. Y si contamos con PlayStation Plus, siempre podremos pedir la ayuda de un amigo o extraño para acelerar el proceso de farmeo, ya sea como visitantes o como anfitriones. De momento solo hay modo cooperativo para hasta 2 personas, pero en el futuro podría añadirse una modalidad competitiva.

Otra manera de obtener amrita y equipamiento en Nioh es mediante los espíritus malignos que dejaron otros jugadores que murieron en su intento de superar un nivel. Estas almas malvadas podremos localizarlas como Tumbas Sangrientas, que son muy parecidas a las manchas de sangre de Dark Souls, solo que aquí seremos capaces de invocar una versión de inteligencia artificial del jugador muerto para enfrentarnos a ella. Estos espíritus están representados con una katana clavada en el suelo, y al acercarnos a ellas podremos revisar el nombre del jugador que murió allí y ver qué nivel y dificultad posee, así como el nivel de rareza de su equipamiento, el cual podríamos obtener nosotros si lo derrotamos.

Aspectos generales

Una cosa que no me agradó mucho es la falta de variedad en los enemigos. Es decepcionante ver en cada nivel al mismo esqueleto o demonio que ya matamos cientos de veces en misiones previas. A pesar de esto, personalmente nunca me canso de luchar contra ellos... es que realmente es adictivo el combate.

Y si ustedes estaban buscando un juego al que meterle bastantes horas, Nioh es una gran opción. Su variedad de misiones y el tiempo que pasaremos en el herrero y Santuario subiendo habilidades y personalizando estadísticas será bastante. Y eso que no les he contado de las actividades de Crepúsculo, que son versiones mucho más difíciles de las misiones normales donde solo veremos enemigos duros y hasta versiones de algunos jefes de final de nivel que encontraremos casualmente recorriendo el lugar. Incluso después de superar el juego, Nioh tiene todo un conjunto de nuevas misiones disponibles, que nos otorgarán equipo y herramientas raras para la creación de objetos.

En el apartado gráfico, Nioh no es un juego que posea los mejores visuales de la generación, pero los jugadores tienen la opción de elegir su manera de jugar eligiendo los cuadros por segundo y la resolución que a ellos les parezca mejor. Yo personalmente les recomiendo una tasa estable a 60 cuadros y una resolución a 720p que una a 30 fps y 1080p, esto para disfrutar aún más de la fluidez del combate.

Mientras que William es un protagonista principal que no ofrece mucho a una historia que se siente sucia y tonta a veces, Team Ninja, la desarrolladora del juego, ha hecho un gran trabajo en capturar el horror y la tragedia de un Japón destrozado por la guerra durante el período Sengoku. Y a eso hay que sumarle que el juego mantiene las voces originales japonesas, lo que le agrega una autenticidad a los escenarios que nos presentan.

En resumen, Nioh ofrece un montón de contenido que nos mantendrá bastante ocupados por un tiempo, así como un excelente sistema de combate que se siente fluido, divertido y muy adictivo. Si pudiera calificar mi experiencia con el juego yo le pondría un 9 de 10. Definitivamente un contendiente duro para juego del año.

Nioh Analisis
Plataformas PlayStation 4
Multijugador
Desarrollador Team Ninja
Compañía Koei Tecmo, Sony Interactive Entertainment
Lanzamiento 7 de febrero de 2017

Lo mejor

  • El sistema de combate
  • La personalización
  • La gran cantidad de contenido disponible

Lo malo

  • Falta de variedad en los enemigos
  • Algunos bugs y glitches
  • El protagonista carece de personalidad


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio